Blog

¿Cómo desconectar del trabajo en vacaciones?

holiday-4138982_960_720

Estamos en el mes de agosto, el mes de vacaciones por excelencia, el momento más esperado del año, ya que significa desconectar del trabajo y disfrutar de un tiempo para nosotros mismos. Pero esto parece un poco complicado hoy en día, ya que según un estudio de la empresa de Recursos Humanos Randstad el 22,2% de los trabajadores no logra desconectar durante el período vacacional. Por otro lado, cabe destacar, que los menores de 25 años son los que más problemas presentan para desconectar del trabajo durante las vacaciones. 

La empresa también ha analizado el tiempo promedio en el que un profesional tarda en desconectar y la mitad de ellos tardan entre uno y tres días. El 21,3% lo consiguen entre una y dos semanas.

EL PERFIL LABORAL, CLAVE PARA DESCONECTAR CON MÁS FACILIDAD

El cargo que ocupa un profesional es clave para determinar si logra desconectar durante sus vacaciones. No tienen la misma carga de trabajo un perfil de alto cargo que un técnico. Otro factor que influye es si es posible delegar en otra persona o no, si no es posible, desconectar del trabajo será prácticamente imposible. Por tanto, cuanta más responsabilidad y más carga de trabajo, más difícil es desconectar.

Según Randstad, el grupo profesional que más dificultades presenta para desconectar son los directivos con un 85,7 % que afirma que no consigue desconectar del trabajo durante el período vacacional. En segundo lugar, nos encontramos con los altos directivos con un 37,5 %. En tercer lugar le siguen, los managers con un 34,8 %. Y por último, los que menos dificultades presentan para desvincularse del trabajo durante sus vacaciones con un 27,2 % son los técnicos.

 

RAZONES POR LAS QUE LOS TRABAJADORES NO DESCONECTAN 

Son diversas las razones por las que los profesionales no logran desconectar del trabajo en vacaciones y algunas de ellas son: 

  • Dificultad para desvincularse de los temas laborales. 
  • Comunicación con la empresa, tanto por parte de la empresa como por la del trabajador. 
  • El hecho de que no haya una persona que ocupe el lugar del que está de vacaciones. 
  • No saber delegar.  

 

TIPS PARA DESCONECTAR 

    • Apagar el teléfono de trabajo. Es recomendable no contactar por ninguna vía con la empresa y tampoco con compañeros del trabajo. Es importante acordarse de avisar a nuestros clientes y proveedores de que estaremos de vacaciones. Un tip que os recomendamos es que activéis una respuesta automática en el email laboral indicando a la persona con la que tienen que ponerse en contacto durante tus vacaciones. 
    • Saber delegar. Esta característica forma parte del perfil de un buen líder y tener claro que no somos imprescindibles. Es importante coordinarnos con nuestros compañeros de trabajo con el fin de que se ocupen de nuestras tareas durante nuestra ausencia. 
    • Fuera tecnología. Apaga el teléfono, deja de un lado las RRSS y el WhatsApp, conecta con la gente que tienes alrededor, con la naturaleza. Aprovecha y pasa momentos inolvidables junto a tu familia y amigos, ya verás como te resulta reconfortante y te ayuda a evadirte. 
    • Practicar actividades físicas. Dicen que el ejercicio cura la mente y es cierto, practicar actividades físicas te ayudará a desconectar más rápido del trabajo y de los problemas. También te ayudará a sentirte mejor contigo mismo, ya que ayuda a la producción de endorfinas, las hormonas de las felicidad. 
    • Dedicar tiempo a nuestras aficiones. Es el momento ideal para dedicarnos a nuestras aficiones. Escucha música, lee, pinta, juega al pádel, etc., lo importante es que mantengas tu mente ocupada con alguna de tus actividades preferidas y de esta manera evitar pensar en otras cosas.
    • Disfruta al máximo tus vacaciones, no cuentes los días faltan para que se terminen. Céntrate en el presente y disfruta de él, no pienses en cuántos días volverás a la rutina, porque del contrario no podrás disfrutar de forma plena.
    • Olvida el reloj. ¿Qué más da si comes a 2 o las 4 de la tarde? Lo importante es pararse, disfrutar y vivir al máximo cada momento.
    • Cuídate. El período vacacional es el mejor momento para dedicarnos tiempo a nosotros mismos, cuidarnos y mimarnos. Por tanto, te recomendamos: descansar, comer sano, hacer ejercicios, ir al spa y mimarte, darte un capricho, etc. 

 

Y ¿qué pasa con los trabajan en casa y/o no pueden irse de vacaciones? 

Para los que no puedan irse de vacaciones, vosotros también necesitáis desconectar. Así que cambiad vuestra rutina, disfrutad el tiempo libre al aire libre, prohibido quedarse en casa todo el día, apuntaros a clases de yoga o al gimnasio, etc. Se trata de que realicéis actividades que os saquen de casa y podáis desconectar del trabajo. 

El hecho de no saber desconectar durante las vacaciones, te puede aportar muchos dolores de cabeza, como por ejemplo: problemas de pareja o con los hijos, malestar y tensión con los compañeros de trabajo, insomnio, ansiedad, estrés, etc. 

 

Ponte en modo vacaciones, desconecta, disfruta y recarga pilas! 

Sin comentarios

Escribe un comentario